menu arriba usuario

El saqueo y el mercado negro están dejando los desiertos sin cactus

Jue, 27/05/2021 - 10:08
El saqueo y el mercado negro están dejando los desiertos sin cactus
Cactus en el Saguaro National Park.
Como sucede con otras rarezas, existe un floreciente comercio mundial ilegal -EE. UU., Reino Unido; Europa, Japón, China o Tailandia- y los traficantes están ganando grandes cantidades de dinero.

En 1975, se descubrió en Baja California, México, una subespecie del cactus Echinocereus ferrerianus, llamada lindsayi.

Esta pequeña planta verde y redondita, de unos 10 centímetros de alto, desarrolla unas pocas flores purpúreas casi iguales de grandes, que destacan entre las prominentes espinas blancas.

No es una planta elegante como un rosal o delicada como una hortensia. La belleza de este cactus conocido como alicoche de jaraguay es rústica y exótica, una combinación letal para su propia supervivencia.

Y es que tan sólo 15 años después de ser descubierta, la especie fue declarada extinta.

Su historia es uno de incontables ejemplos que demuestran la avaricia de algunos coleccionistas de este tipo de plantas y el devastador efecto del tráfico ilegal de cactus.

BBC

El caso, ya conocido, asomó a los medios (The New York Times, BBC…) a finales de febrero de este año, con la Operación Atacama, una redada impresionante donde fueron incautados más de 1000 de algunos de los cactus más raros del mundo, valorados en más de 1,2 millones de dólares en el mercado negro.

844 cactus fueron devueltos de Italia a Chile, de donde procedían y país que no los exporta legalmente. Algunos tenían más de un siglo de antigüedad.

Fue probablemente la mayor incautación internacional de cactus en casi tres décadas y pone de manifiesto la cantidad de dinero que los traficantes pueden estar ganando con su comercio en el mercado negro.

Al igual que el mercado de los huesos de tigre, el marfil, las escamas de pangolín y el cuerno de rinoceronte, existe un floreciente comercio mundial ilegal de plantas.

Hoy en día, el 31% de las 1.480 especies de cactus están amenazadas de extinción, según un estudio publicado en octubre en la revista Nature Plants. Esto las convierte en uno de los grupos taxonómicos en mayor peligro, incluso por encima de los mamíferos y las aves.

Los países en los que hay mayor tráfico ilegal de cactus son Estados Unidos y México, donde unas 600 especies son nativas y unas 400 endémicas, es decir que no nacen en ningún otro lugar del mundo.

Los cactus y otras suculentas están de moda. Se han convertido en los favoritos de las redes sociales, promovidos por influentes de plantas de interior por su aspecto extravagante y porque requieren poquísimos cuidados. La pandemia no hizo más que aumentar su popularidad, y las tiendas luchan por mantener algunas especies disponibles.

cactus



El precio de un cactus es muy variable, pero básicamente su valor en el mercado negro crece junto con su escasez y aspecto único. Además, una planta adulta es más cara que una joven, que un fruto o semilla, y aquellas tomadas de la naturaleza son todavía más codiciadas por no ser "artificiales".

Una vez que los cactus se extraen de la naturaleza, el comercio ilícito se realiza a menudo a cielo abierto. Las tiendas de plantas de lujo de Japón exhiben especies protegidas y recolectadas en estado salvaje, mientras que los vendedores de todo el mundo las anuncian en eBay, Instagram, Etsy y Facebook. L

Los anuncios en línea suelen ir acompañados de advertencias de que los cactus no cuentan con los permisos necesarios para el comercio legal, y los saqueadores furtivos a veces transmiten en directo videos desde el terreno, en los que preguntan a los clientes qué plantas quieren.

Los traficantes rara vez son detenidos o procesados. Aunque los coleccionistas estadounidenses, británicos, europeos y japoneses han impulsado tradicionalmente el comercio ilegal, más recientemente el interés se ha extendido también a China, Corea del Sur y Tailandia.

"Funciona como cualquier objeto coleccionable, como una moneda o estampita", concluye Héctor M. Hernández, investigador del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Los expertos esperan que la Operación Atacama pueda ser un punto de inflexión en la forma en que los países, los coleccionistas, los conservacionistas y la industria aborda el espinoso tema del tráfico internacional de cactus.

 

Comentarios de Facebook

Partners

Millet
Ara Lleida
Gran Canaria patronato de turismo
Visita Val D'Aran
FGC Turisme