Balneario de Panticosa, donde aventura y paz impactan los sentidos

Vie, 07/20/2018 - 19:41
Baños de Panticosa
Sí, la palabra es “impacto”, sin duda. Es la primera que define el poder del Balneario de Panticosa, en pleno Valle de Tena del Pirineo Aragonés. 

Llegar a la cota 1.636, después de unas cerradas y prometedoras curvas ascendentes, es descubrir un fantástico y plácido escenario entre tres miles. De forma majestuosa, insólita y sobretodo inesperada, sorprende una propuesta que combina: montaña exuberante, nieves eternas, arquitectura con claro sabor histórico, aguas vírgenes heladas, resort termal e infinidad de sugerencias de exploración para los turistas y deportistas más activos. 

“El lugar es tan mágico, es tan impresionante…” nos cuenta Martí Rafel, Director General de Nozar Hotels & Resorts, “que no se puede describir con palabras hay que estar aquí para sentir lo que se siente. Estos picos de más de tres mil metros, el rugir de las cascadas de agua que cae por todas partes… Es algo que calificaría casi de espiritual”. Y ¡cuánta razón tiene Martí!

Baños de Panticosa

¿Actividades? Difícil decisión

“Que al visitante le cueste decidir qué hacer es una de nuestras suertes. Realmente, las opciones son muchas”, nos cuenta Martí Rafel y añade: “La amplia oferta es uno de los altos valores del Balneario de Panticosa. Cada uno puede decidir de qué tipo de experiencia quiere disfrutar”.

Termalismo, una estancia para cuidarse

Aguas calientes, frías o heladas. Sea cuál sea su temperatura, el agua, en los Baños de Panticosa es protagonista y su función queda a elección del visitante: experiencia relajante, de salud, sensaciones, paz...
 

Desde que en el 2000 la familia Nozaleda recuperara el Balneario, un claro esfuerzo económico, marcado por la voluntad de conservación y restauración han conseguido que, con constancia, el Balneario de Panticosa, hoy, vuelva a ser una realidad activa con ocupaciones máximas durante casi todo el año.

Mientras a través el cristal se ven cascadas, un acuífero subterráneo se mezcla con las aguas termales de las Termas de Tiberio y, sumergido en el agua de la temperatura elegida, las sensaciones más plácidas invaden el cuerpo. El palacio termal Termas de Tiberio es un referente histórico, mágico e idílico del termalismo en España del que ya disfrutaban los romanos. Y la huella de la Historia se nota.

Termas de Tiberio

Senderismo en todas sus versiones

De nuevo, a elección del practicante. Desde un simple paseo en el entorno del Balneario recorriendo las distintas fuentes que lo rodean, hasta una excursión un poco más deportiva yendo al refugio de los Ibones de Bachimaña (2.200m.), o, para los más osados, la ascensión al Garmo Negro (3.064m.)

Senderismo por Panticosa

BTT a ritmo de cada uno

Incluso para la práctica ciclista, el Balneario de Panticosa propone una oferta singular y adecuada para todos los niveles.

La oferta del Resort aprovecha el circuito de esquí de fondo de invierno y lo convierte en recorrido de mountain bike. Se trata de un itinerario de 5,5 km que, en una sola vuelta y con pocos desniveles, discurre por bosques, magníficos prados y rodea el lago de Ibón de Baños.

¿Qué uso hacer de este recorrido? Eso ya depende de cada uno. El circuito puede ser una actividad tranquila o puede convertirse en campo de entreno para profesionales.

Lago Ibón de los baños

Remo en el lago Ibón de Baños

Panticosa no tiene solo aguas bravas, las tiene también muy calmadas. 

El precioso lago Ibón de Baños, junto al que se erige el Gran Hotel del Resort, es un tranquilo espejo que refleja tanto esa arquitectura de modelo ya clásico, como las agrestes montañas o las caras de aquellos que contemplan sus aguas desde la orilla dejando pasar el tiempo. Remar en Ibón de Baños había sido un clásico y ahora vuelve a serlo porque Nozar ha recuperado sus barcas. 

Poder remar en el Ibón de Baños es otra experiencia a la que Martí Rafel califica también de “casi espiritual” y, de nuevo, coincidimos con él. Pero, añadiríamos: también romántica e incluso con toques legendarios. Y es que no hay nadie que finalice su estancia en el Balneario de Panticosa sin haber oído hablar de la leyenda de la Dama del Lago. Cuentan que una dama vivió ahí una intensa historia de amor. ¿Existió?, ¿queda aún algo de ella bajo las aguas del lago?, ¿es cierto que hay quien la ha visto o presentido?... Como en toda la propuesta experiencial de los Baños de Panticosa: ir, ver, sentir y, en este caso -si se quiere-, creer.

Cuerdas en Panticosa

Para todos los públicos

A la oferta para un público joven y deportivo; a la estancia romántica en el Gran Hotel; y a la propuesta para seniors que buscan descanso; se une la oferta para los más pequeños. Nozar les da un plus. No solo pueden participar de aquello que programen sus familias, sino que también pueden acceder a las actividades que durante los fines de semana y todo el verano les propone, cada día, la organización del Resort -como es habitual en los resorts Nozar-. Ellos también tienen, por supuesto, su aventura garantizada y, cuando ya estén agotados de actividad, pueden dormir, por ejemplo, en las literas de las habitaciones cuádruples, que propone el hotel Continental 2, especialmente diseñado para familias para redondear así la experiencia familiar.

Gastronomía

Martí Rafel: “El Balneario de Panticosa es como un oasis. Está aislado entre las montañas y, cuando el visitante llega a este rincón, se queda. El Resort tiene muy en cuenta que suele ser así y por ello ha creado una oferta gastronómica amplia y variada para satisfacer cada momento a gusto y objetivo de cada uno”.

Así el cliente un día puede comer en el Buffet, otro día en la Brasserie, optar por una cena italiana en La Fontana o planificar una cena elegante en el Restaurante del Lago del Gran Hotel.

Gastronomía en Panticosa

Un entorno por descubrir

Más allà de todo lo que ofrece específicamente el Balneario, está la fantástica y variada oferta turística del Valle de Tena y sus alrededores: pueblos delicadamente cuidados, interesante y deliciosa gastronomía, experiència rural, pastoreo, fauna, flora... Incluso si vamos un poco más allà y traspasamos la frontera con Francia: el famoso tren de Artouste que discurre a 1.900 metros de altitud y regala vistas maravillosas. Cerca, se encuentran también Parque Nacional de Ordesa y la tirolina doble más larga de Europa, de casi un kilómetro de longitud, que permite deslizarse sobre el pantano de Bubal a 1.270m de altitud en Hoz de Jaca.

Tren de Artouste

Y volvemos al resort

Los días se hacen cortos, pero ya es hora de volver al Resort, el espacio que hemos elegido para nuestro anonimato o para nuestra complicidad. Y es que, si queremos compartir, la posibilidad está ahí. En las miradas, en la piel tostada por el sol, en el vestuario… en todo aquello que desvela qué actividad ha llevado a cabo cada uno durante el día.
 

Entre los valores arquitectónicos del Balneario, vuelven a destacar el edificio del Casino, el Gran Hotel, las Termas de Tiberio y la Capilla del Carmen, marcados por la huella de una Historia ahora recuperada.

El Balneario de Panticosa es también un espacio de sensaciones compartidas. “Tal vez por el aislamiento, tal vez por la grandeza de las montañas, tal vez por la magia del entorno que genera paz y hace que la gente se relaje y quiera compartir con otros, ¿no?”, se pregunta Martí Rafel, Director General de Nozar Hotels & Resorts y añade: “La relación estrecha y especial se genera incluso con el personal del Resort”.

Al final del día, una de las informaciones que más se comparte es la meteorológica: hay que preparar las actividades mañana.

Comentarios de Facebook