menu arriba usuario

Descubre los 4 parques naturales más salvajes de la Laponia sueca

Vie, 11/15/2019 - 15:28
Descubre los 4 parques naturales más salvajes de la Laponia sueca
Sarek National Park. Laponia sueca. Autor: Fredrik Schlyter- imagebank. sweden.se
En el Círculo Polar sueco se encuentran algunos de los paisajes y tradiciones más salvajes y ancestrales del planeta
Renos
Autor: Jörgen Wiklund - imagebanck.sweden.se
 

4 parques. Una aventura en el Círculo Polar Ártico

Se trata de aventuras tan salvajes como inmensas. Con un área total de 733.462 hectáreas en 30 parques nacionales, Suecia es prácticamente un gran parque nacional. En el Norte de Suecia, la Laponia Sueca, multitud de paisajes llevan el sello de Patrimonio Mundial de la UNESCO, porque son únicos, porque son extraordinarios. En ellos se pueden vivir experiencias tan singulares como compartir la forma de vida de los pastores de renos (los sami); el senderismo de montaña en clave de supervivencia; o la escalada a través de tundra, campos de rocas, cascadas y ríos helados. Todo ello compone algunos de los escenarios y propuestas de descubrimiento más vírgenes y salvajes del planeta.

Sarek
Sarek. Autor: Anders Ekholm - imagebank.swedes.se
 

La fauna es uno de sus protagonistas más activos. Está ahí, observa al visitante y se deja observar. Alces, linces, glotones; e incluso el zorro ártico en peligro de extinción, aparecen en cualquier momento y sorprenden al aventurero que está en su territorio. De diciembre a marzo, además, el movimiento de la luz en el cielo da el toque más mágico a la aventura. Aparecen las auroras boreales y las escenas pasan de un color a otro en instantes. La experiencia activa todos los sentidos del visitante.
 

Sarek, el salvaje parque de los 100 glaciares ¿Lo atravesamos?

Enclavado en plena Laponia sueca, Sarek es el parque nacional “histórico”, el primero que se reconoció como parque nacional sueco (1909). Fue el primero en Europa y también es el más grande de la Laponia sueca. En Sarek, abundan los campos exuberantes y ondulados, pero el terreno montañoso es el rey. Se le considera uno de los últimos territorios realmente salvajes de Europa. La huella del hombre se reduce a la del pueblo sami que, con sus renos y su carácter aún medio nómada en esta zona, pastorean.  El parque tiene un carácter netamente alpino.

Experdición-artica
Autor: Staffan Widstrand - imagebank.sweden.se
 

Una expedición ártica

Sarek propone una auténtica expedición ártica de cerca de 100 km que empieza calzándose unos esquís y cargando una pulka, ese trineo ligero de origen lapón que sirve para el transporte de mercancías en travesías largas. En este caso, no tan solo ideal, sino imprescindible.

Formas y color en constante movimiento

Una de sus peculiaridades más atractivas de la travesía será lo cambiante de su paisaje, que pasa -sin aviso- de un espectáculo a otro:  Montañas, bosques, más de 100 lagos glaciares… Y, en el cielo, auroras boreales.

Aurora boreal
Aurora boreal. Autor: Hjalmar Andersson - imagebank.sweden.se
 

El broche de la expedición lo constituye el delta del río Rapa. Lo magnífico en estado puro. Impresionante. 

Rio Rapa Laponia
Desembocadura río Rapa. Autor: Anders Ekholm - imagebank.sweden.se
 

El Rapa es un río de unos 75 km de longitud que nace en los glaciares de Sarektjåkkå y transcurre, vertebrando el Valle de Rapa hasta su desembocadura, en forma de delta, en Lago Laitaure. En el valle del Rapa hay poca flora. Básicamente abedul, matorrales y algunas herbáceas. La vida animal, sin embargo, es más que rica. Se pueden ver osos, linces, lobeznos e incluso enormes alces. Todos ellos, animales rudos al mismo tiempo que bellos, imponentes. Su aparición insospechada ilumina lo agreste del lugar, son contraste y, al mismo tiempo, consonancia.

Rio Rapa
Valle del Rapa. Laponia sueca. Autor: Fredrik Schlyter - imagebank.sweden.se
 

Se trata de una travesía de nivel exigente, pero -puede que precisamente por ello- la aventura sea aún más extraordinario porque combina alcance de belleza a partir de reto.

Padjelanta, senderismo por llanuras y lagos ¿Emprendemos ruta?

Es uno de los lugares más recónditos de Europa. Solo eso ya lo hace apetecible. Se accede por Ritsem, al norte, o por Kivkkjokk. La sensación del aventurero es la estar rodeado por un todo en medio de la nada. Paisajes abiertos sobre llanuras sin fin, iluminadas por lagos cristalinos, que reflejan un maravilloso escenario, que incluye suaves cumbres nevadas.

Padjelanta-Suecia-Laponia
Parque Nacional de Padjelanta. Autor: Hans Olof - imagebank.sweden.se
 

El parque puede atravesarse de un extremo a otro en unos 10 días, las opciones de sendero son variadas, pero en cualquiera de ellas solo se encontrará flora y fauna. Es un territorio solo habitado por ellos. Solo se coincide con samis que regentan los alojamientos que el caminante encuentra a lo largo de su recorrido.

Padjelanta-Suecia-Laponia
Parque Nacional de Padjelanta. Autor: Hans Olof - imagebank.sweden.se
 

Muddus, Senderos, barrancos, pantanos, aves… ¿Dispuestos a observar y sentir?

Otro de los parques de la Laponia sueca más sugerentes es Muddus, ubicado en la región de Norrbotten, entre Jokkmokk y Portus, lindando con Noruega. 

Senderismo

Una forma de recorrerlo es transitando sus senderos, que siguen antiguas rutas migratorias y nos descubren antiguos asentamientos. A partir de este planteamiento inicial, y teniendo en cuenta que a lo largo de los senderos encontraremos cabañas para pernoctar, abiertas todo el año.

Samis
Sami. Autor: Lola Akinmade - imagebank.sweden.se
 

Escenas naturales impresionantes

Las escenas naturales incluyen árboles de tamaño impresionante, un gran terreno pantanoso, y profundos barrancos entre las rocas. La sensación es la de estar en pura selva virgen. Nos permite convivir con contrastes como el del silencio con el grito a las aves; el agua en sus formas más variadas como cascadas, lagos y pantanos; con la soledad de muchos instantes y la compañía -a veces solo intuida- de una fauna “perspicaz” que observa al viajero cruzando la mirada con él.

Catarata Muddus
Catarata en Muddus. Autor: Jörgen Naallsvaara - imagebank.sweden.se

Profundos barrancos

En el parque, a partir del derretimiento de la capa de hielo, se formaron profundos barrancos. El de Moskoskorsu, con más de 100 metros de profundidad y la magnífica catarata Muddusfallet, por la que saltan miles y miles de litros de agua con fuerza, es -en este caso- de visita imprescindible.

Paraiso para aves

El parque tiene una gran singularidad: extensísimas zonas pantanosas que se convierten en paraje idílico para una gran diversidad y número de aves. Se concentran en los alrededores del lago Muddusjaure, Sörstubba y el río Måskokårså. 

Cisne
Autor: Ola Jennersten Naturfotograferna
 

En Muddusloubbal, encontramos una torre de observación de aves que ofrece una vista espectacular sobre los pantanos y los vuelos constantes de pájaros de muy diversos colores y tamaños. Con el objetivo de proteger las aves que anidan en el parque, el acceso a esta zona está cerrado desde el 15 de marzo al 31 de julio de cada año.

Pensado para los renos

Además, Muddus se ha habilitado para la cría de renos, tanto en verano como en invierno. En invierno, los samis de la montaña trasladan sus rebaños aquí para encontrar los pastos y temperaturas adecuados. En verano, el frescor de las grandes marismas permite que los renos se sientan “meteorológicamente cómodos” y puedan seguir pastando por los bosques del Parque.

Stora Park
Stora Sjöfallet. Autor: Lumen digital. Adobestock
 

Stora Sjöfallet, bosques y picos alpinos vigilados por alces

Este parque es un escenario de naturaleza alpina en el norte más extremo de Europa, Laponia. Su nombre hace referencia a su cascada con cinco saltos sobre el río Lule. Es un entorno alpino con un imponente bosque de pinos primitivos, de casi 500 años de antigüedad, que combina la altura con la llanura.

La reina de Laponia

Una montaña de 2100m, la Áhkká, parece proteger las llanuras del parque. La zona recibe el apodo de la “reina de Laponia” porque su forma recuerda la de una corona cuyas piezas de decoración 13 picos, diez glaciares y los alces que se pasean por ellos.

Stora Laponia
Montaña Áhkká. Autor: Hans Olof - imagebank.sweden.se
 

En esta zona nieva menos que en otras próximas a ella. Esto atrae a los renos, que encuentran un buen forraje, y pasan a formar parte “en continuidad” de la experiencia del aventurero. Los alces, linces y osos que también habitan la zona, son más difíciles de ver.

El "destello" de Stora

En el límite este del parque se encuentra la imagen conocida como “destello”. Es una clara línea divisoria entre la roca plana primitiva y las nuevas montañas que emergieron. El contraste claramente visible constituye una imagen insólita. 

Moto de nieve Laponia
Autor: Mikko Nikkinen - imagebank.sweden.se
 

En Stora Sjöfallet, una de las posibilidades es practicar senderismo por la famosa Kungsleden, o ruta del Rey, que recorre todo el extremo este del Parque.

En invierno, las rutas se pueden hacer esquiando, en moto de nieve y una de las actividades para los que el Parque constituye un paraíso es la escalada en hielo.

Comida sami
Tentempié sami. Autor: Anna Öhlund - imagebank.sweden.se
 

¿Construimos un iglú?

Puede que el aventurero, recorriendo los parques lapones suecos, incluso tenga que construir su propio iglú. En el círculo polar nunca se sabe qué puede pasar.

Comentarios de Facebook