menu arriba usuario

Jugar con naturaleza y cultura en familia en la Vall de Boí - Pirineu de Lleida

Jue, 06/08/2020 - 20:15
Vall de Boí un destino de naturaleza y cultura para familias
Vall de Boí un destino de naturaleza y cultura para familias con un conjunto de románico único
Vall de Boí es paisaje, cultura y tradición en la Alta Ribagorça. La combinación, con su románico excepcional, lo convierte en destino de interés mundial. Para familias, es un marco incomparable en el que “jugar” con el patrimonio natural y cultural.

Naturaleza, cultura y familia un mix que muchos buscan en verano. En un entorno bonito o precioso... A poder ser, extraordinario, único... Y además, ya que vamos con los peques de la casa -y puede que con los mayores-, que ofrezca muchas posibilidades de actividad, variada, con distintas opciones... Diversión, relax, buenas temperaturas... Queremos salud, complicidad, sonrisas... Una experiencia inolvidable..., con la que, además, hayamos  aprendido... Por pedir, no queda.  Pero es posible. Para muestra un botón y de lujo: Vall de Boí, en la comarca de la Alta Ribagorça, en pleno Pirineu de Lleida.

familia-mirando-plano-vall-boi-fotografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag.jpg
Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Familia, ¡empezamos bien!

La Vall de Boí, junto con las Valls d’Àneu, ha sido de los primeros territorios de Lleida que han obtenido el sello de Turismo Familiar, una distinción que otorga la Agencia Catalana de Turismo (ACT) a los municipios que son especialmente sensibles a este público, ofreciendo servicios adaptados a las necesidades de las familias y de los más pequeños. Por tanto, las posibilidades de actividad en familia son múltiples, diversas y de calidad.

familia-paseando-fotografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag..jpg
Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Un entorno sin igual

Si un adjetivo encaja a la perfección con Vall de Boí es “privilegiado”. Por patrimonio natural, indiscutible. La Vall de Boí es aire limpio, prado, montaña, agua y cielo con todos los azules durante el día y espectacular por la noche. “Donde los Pirineos tocan el cielo” -eslogan con el que se define Vall de Boí- . Además, abre la puerta a otra excepcionalidad: el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici. Vall de Boí es una de sus puertas de entrada.

parque-nacional-de-aiguestortes-y-estany-de-sant-maurici- fotografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag..jpg
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici. Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Por patrimonio cultural, a los calificativos de Vall de Boí hay que añadir “excepcional”. Un conjunto de 9 iglesias románicas de altísimo valor arquitectónico concentradas en un espacio reducido, son reclamo mundial y hacen de la Vall de Boí un destino que, desde el punto de vista de valor cultural, también es único.

Vall de Boí también cuenta con patrimonio cultural inmaterial. El Festival de las "Falles dels Pirineus", fiesta de fuego, está reconocido como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Una fiesta participativa de la que Vall de Boí se siente muy orgullosa.

falles-taull-25.jpg
Patronat Turisme Vall de Boí
 

Por posibilidad de actividades, el abanico se abre a casi todo: senderismo, biking, trekking, baños, fauna, flora, relax, astronomía, gastronomía… Y, claro está, eso especial que surge cuando alguien baraja todo lo que hay y compone su propia experiencia familiar. De hecho, la Vall de Boí está certificada como destino familiar ¿Qué tal un recorrido en BTT, mapa en mano, por la mañana; una parada en el camino para dejarnos sorprender por la fauna; algún que otro baño o remojo de pies; ese picnic en que degustamos embutidos o quesos artesanos de la Vall o esa sentada plácida en un restaurante; una buena ducha con ese agua extraordinaria que deja la piel suave; y un buen paseo para admirar el románico que nos rodea? Y, ya entrada la noche: Mira. Esa constelación es: “…”. Todas brillan intensísimamente en ese cielo sin contaminación. 

Patrimonio natural de valor y belleza extraordinarios para un sinfín de actividades

Está claro que la mejor manera de entrar en contacto con un territorio es caminando o recorriéndolo en bicicleta y viviendo con intensidad todo lo que transmite la propia naturaleza, en la Vall de Boí, un valle que ofrece muchas opciones para ser descubierto, desde la riqueza natural a la espiritualidad que transmiten los caminos románicos que unen las iglesias de cada uno de sus pueblos.

familia-caminando-puente-fotografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag..jpg
Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 
  • Los caminos tradicionales

Son caminos por donde hombres y animales se han desplazado durante muchos años para ir de un pueblo a otro. Recorrer los mismos significa disfrutar del paisaje, de la fauna y la flora, pero también de las paredes de piedra seca, márgenes y los empedrados que con tanta paciencia fueron colocados por nuestros antepasados.

familia-iaguestortes-vall-boi-fotografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag.jpg
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici. Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 
  • Itinerarios del Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici

El hecho de ser una puerta de entrada al Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici extiende aún más las opciones de qué hacer en Vall de Boí. El Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici es el único Parque Nacional de Cataluña y uno de los mejores conservados del sur de Europa. Cimas que superan los 3.000 metros, casi 200 lagos de formas y colores diversos, ríos, barrancos y cascadas lo convierten en un auténtico paraíso del agua. Flora y fauna autóctona y muy genuina.

sendero-vall-boi-otografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag.jpg
Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 
  • Muchos otros packs para senderistas

Las posibilidades de recorrido son muchas. Depende de qué interese al excursionista: paisaje, dificultad, tiempo, calma, reto… Hay para elegir.

cabras-queseria-taull-fotografia-arxiu-del-patronat-de-turisme-de-la-vall.de-boi-autor-oscar-rodbag(22).jpg
Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Fauna. ¿Quién de la familia se resiste al encanto de un animal?

Una de las maneras de establecer contacto con los animales en la Vall, en este caso domésticos, es yendo a visitar las queserías donde elaboran el exquisito queso artesano de cabra.Mucho que disfrutar, degustar y aprender. 

Sin duda, otro de los deleites para las familias viene de encontrar por sorpresa algunas especies salvajes

urogallo.jpg
Urogallo. Este ave imponente es uno de los emblemas del Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici.

 

nutria-.jpg
En la Vall de Boí hay muchísimas nutrias
 
triton-fotografia-pixabay (1).jpg
Tritón
 

De la tierra al cielo

cielo3-fotografia-arxiu-patronat-de-la-vall-de-boi-autor-.oscar-rodbagjpg.jpg
Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

¿Sabías que... El cielo de la Vall de Boí ha sido declarado destino turístico starlight? Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici está certificado como Reserva y Destino Turístico Starlight. Reserva, porque es una zona que adopta medidas de protección y tiene unos niveles de calidad excepcionales; destino, porque dispone de infraestructura para impulsar el turismo astronómico.

cielo2-fotografia-arxiu-patronat-de-la-vall-de-boi-autor-.oscar-rodbagjpg.jpg
Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Se trata del primer parque catalán que recibe esta distinción, otorgada por la Fundación Starlight, y uno de los primeros del Estado. El Parque Nacional y los 10 municipios de su área de influencia entre los que se encuentra la Vall de Boí han recibido esta certificación como Destino Turístico y Reserva Starlight, en reconocimiento a su compromiso con la defensa de la calidad del cielo nocturno. Verlo para creerlo.

cielo1-fotografia-arxiu-patronat-de-la-vall-de-boi-autor-.oscar-rodbagjpg.jpg
Observar el cielo puede convertirse en toda una aventura. Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Patrimonio cultural. En la Vall de Boí, no irás a dormir sin haber disfrutado de aprender -al menos- unas cuantas cosas más

conjunto- romanico-vall-de-boi.jpg
Conjunto románico Vall de Boí
 

Paseando por Vall de Boí, identificamos románico a cada paso que damos. Dedos de adultos que señalan arcos y campanarios. Miradas atentas de los más pequeños. Escuchas interesadas por su historia, sus leyendas, dibujar, fotografiar, las selfies respectivas, el recuerdo y el aprendizaje. Suma, suma y sigue. 

familia-ante-sant-climent-de-taull-fotografia-arxiu-patronat-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodbag.jpg
Sant Climent de Taüll. Fotografía: Arxiu Patronat Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Las iglesias de Vall de Boí se han conservado a lo largo del tiempo con pocas modificaciones que hayan alterado significativamente su concepción inicial y -en gran parte por ello- , hoy, forman el conjunto más destacable de las construcciones románicas en Catalunya. Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. Las iglesias son: Sant Climent de Taüll -con su emblemático pantocrátor-; Santa Maria de Taüll, Sant Joan de BoíSanta Eulàlia d'Erill la VallSant Feliu de Barruera, la Nativitat de DurroSanta Maria de Cardet, la Assumpció de Cóll y la Ermita de Sant Quirc de Durro.

centro-de-interpretacion-romanico-vall-de-boi- otografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag.jpg
Centro de interpretación del románico Vall de Boí. Fotografía: Arxiu Patronat Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

En Erill la Vall encontramos el Centro del Románico de la Vall de Boí, con información práctica, tienda, servicios de visitas guiadas, propuestas de actividades y una exposición sobre todo lo que rodea el arte románico de esta zona.

vall-de-boi.flores-fotografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag.jpg
Fotografía: Arxiu Patronat Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Chicos, chicas, ¿sabíais que… Lo que vemos es arte de los siglos XI y XII, época medieval. Hace unos 1000 años. Época de reyes, castillos y campesinos que trabajaban para los señores, “los dueños”. Quienes mandaban esa época eran ellos, los señores, y también los hombres de la iglesia (obispos, curas…), los eclesiásticos, que quiere decir los que pertenecen a la Iglesia. Aquí, el obispado de Roda de Isábena y los señores de Erill fueron los que hicieron que se construyeran estas iglesias.

Servían para ir a rezar, pero también servían de refugio cuando atacaba algún ejército enemigo y, desde los altos campanarios, se podía vigilar y ver si quién se acercaba venía en son de paz o de guerra. Eso les permitía estar preparados. Normalmente, en las iglesias, los campanarios son altos para que se entienda que quieren acercarse al cielo, pero, estos, tan altos y esbeltos, eran también torres para eso, para vigilar.

Y aquí tenemos más información: Los templos románicos de Vall de Boí siguen los modelos provenientes del norte de Italia, el románico lombardo, que se caracteriza por la funcionalidad de sus construcciones, el cuidadoso trabajo de la piedra, los esbeltos campanarios de torre, y la decoración exterior de arcos ciegos y bandas lombardas.

Vídeomapping Sant Climent de Taüll

Las iglesias de la Vall de Boí, por dentro, también son preciosas

En los interiores, destacan los conjuntos de pintura mural que albergaban las iglesias de Sant Climent, Santa Maria de Taüll y Sant Joan de Boí, así como todas las tallas producidas por el Taller de Erill, entre las que destaca el Descendimiento de Santa Eulàlia d'Erill la Vall.

romanic-santa-eulalia-fotografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag.jpg
Santa Eulàlia d'Erill La Vall. Fotografía: Arxiu Patronat Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Actualmente, este patrimonio se conserva en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), pero en Sant Miquel de Taüll, por ejemplo, podemos ver una maravilla audiovisual, un mapping en que se reconstruye el aspecto original de la pintura mural extraordinaria daba vida al interior del templo. 

romanic-nativitat-de-durro-fotografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag.jpg
Nativitat de Durro. Fotografía: Arxiu Patronat Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

La Cultura que no se toca, pero se vive

¿Sabías que... Estar en la Vall de Boí es estar en un valle que mantiene vivos rituales ancestrales de interés mundial? El Festival de "Falles dels Pirineus" es uno de ellos, un atractivo turístico de primer orden, reconocido como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de un ritual colectivo de raíces milenarias que llega a su punto álgido la mágica noche de Sant Joan. Dicen que las tradiciones sólo se mantienen vivas si se celebran año tras año como propias del territorio y no solo como una herencia del pasado. La fiesta de las Fallas ha sido desde tiempos remotos una tradición arraigada en los pueblos de la Vall de Boí que sigue muy, muy viva. 

Cada año, antes con el inicio del solsticio de verano y hoy coincidiendo con la Fiesta Mayor, los pueblos de la Vall de Boí celebran esta fiesta relacionada con el culto al sol, dando gracias a los dioses por las cosechas recibidas y ahuyentando a los malos espíritus.

Las fallas son una antorcha hecha de madera resinosa de unos dos metros de largo, hecha con trozos de tea de pino enganchados a un palo de fresno con alambres y puntas, o de una sola pieza de pino trabajada para darle la forma de Falla (rantiner).

falles-taull-108.jpg

La fiesta empieza unos días antes con la elaboración de las fallas y rantiners, en la que los chicos y chicas del pueblo los preparan y dejan secar. El día de las Fallas todo empieza en el Faro, un lugar elevado en la montaña normalmente desde donde se ve el pueblo. Se encienden las Fallas y empieza la bajada. El objetivo: llegar al pueblo con la falla encendida y prender una buena hoguera. El descenso se hace entrada la noche, todo bien oscuro. Es precioso observar como los puntos de fuego descienden por la montaña. Cuando llegan al pueblo se les recibe con gran alegría y empieza una fiesta que puede durar toda la noche.

Y, de la Fiesta, al relax: un balneario de Guiness para todos

El Balneario de Caldes de Boí abre también un gran abanico de actividades. Esta vez en torno a "aguas singulares". Aparece en el Libro Guiness de los Records por ser el balneario con más variedad de aguas. Se encuentra a 1.500m de altura y tiene 37 fuentes de aguas mineromedicinales de más de 16.000 años de historia. Los romanos ya las aprovechaban con fines terapéuticos y lo que ahora llamaríamos wellness. Sus diversas composiciones y temperaturas (de los 4 a los 56º) las hacen recomendables para diferentes fines terapéuticos o, simplemente -que no es poco…- para relajarse.

caldes-familia-otografia-patronat-de-turisme-vall-de-boi-autor-oscar-rodabag.jpg
Caldes de Boí. Fotografía: Arxiu Patronat Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

El balneario es también una buena opción para la familia al completo. Estos manantiales se encuentran en una zona de jardines muy extensa (24 hectáreas) y la ruta a pie para descubrirlos, desde el Hotel Manantial, ya es una fantástica actividad. Es una buena manera de reconocer y disfrutar de aguas cloruradas, sulfuradas, sulfatadas y bicarbonatadas. En las aguas más calientes predomina el sodio y, en las más frías, el calcio.

cielo4-fotografia-arxiu-patronat-de-la-vall-de-boi-autor-.oscar-rodbagjpg.jpg
Fotografía: Arxiu Patronat de Turisme Vall de Boí. Autor: Òscar Rodbag
 

Y, cuando acaba uno de los intensos días en la Vall de Boí, como ahora ya sabes que el cielo de Vall de Boí ha sido declarado destino turístico starlight, puedes alzar la mirada y descubrir que no es difícil saber porqué. Momentos de calma. Mañana será un nuevo día.


Enlaces de interés:

Comentarios de Facebook

Partners

Millet
Ara Lleida
Gran Canaria patronato de turismo
Visita Val D'Aran
FGC Turisme