menu arriba usuario

40 actividades a disfrutar en el Pirineo de Lleida del 7 al 9 de junio

Jue, 05/30/2019 - 19:02
El fin de semana del 7 al 9 de junio, el Pirineo de Lleida organiza 40 actividades de turismo activo (naturaleza y montaña) en las Valls d’Àneu, Vall de Boí y Pirineus-Noguera Pallaresa.
Pallars.
El fin de semana del 7 al 9 de junio, el Pirineo de Lleida organiza 40 actividades de turismo activo (naturaleza y montaña) en las Valls d’Àneu, Vall de Boí y Pirineus-Noguera Pallaresa.

Tras el éxito de participación que tuvo la edición 2018 de la iniciativa “Escapadas de Leyenda”, en que participaron más de 12.000 niños y niñas acompañados de sus familias, Catalunya propone este año, el fin de semana del 7 al 9 de junio, 200 actividades en 25 destinos distintos. 3 de estos destinos (Valls d’Àneu, Vall de Boí y Pirineus-Noguera Pallaresa) se encuentran en el Pirineo de Lleida con una propuesta de 40 actividades relacionadas con la montaña, la naturaleza y la vida en el campo.

Estany Llebreta (Vall de Boí)

Estas escapadas ofrecen una gran variedad de experiencias, desde actividades de turismo activo (senderismo, montar a caballo, BTT, carreras, descenso por ríos, etc.), hasta talleres para aprender a preservar la naturaleza y a orientarse en ella; y también la práctica del agroturismo (participar en las tareas del campo, ordeñar cabras o aprender cómo se elaboran los quesos más artesanos).

Aplicación Leyenda Catalunya

Una APP de realidad aumentada para “cazar seres mágicos”
Todas estas actividades se complementan con una actividad transversal: jugar con la aplicación de realidad aumentada “Leyendas en familia”. Para ello, cerca de los lugares en que se llevan a cabo las actividades programadas, se han escondido estratégicamente personajes protagonistas de las leyendas más emblemáticas de cada una de las zonas. Los participantes tienen que encontrarlos con la App, “cazarlos” y quienes lo consigan descubrirán su historia y, además, podrán acceder a premios.

La selección de las leyendas y sus protagonistas ha sido llevada a cabo con la asesoría del experto en mitología catalana Joan de Déu Prats. A cada una de las destinaciones se le ha asignado un ser mágico extraído de historias que han pasado de abuelos a nietos, basados en el origen de paisajes, las construcciones arquitectónicas y costumbres de los pueblos, entre otros. Así, las historias que antes se contaban junto al fuego, hoy se cuentan con una App.

En Lleida, las familias pueden “cazar”: los “Manairons” de las Valls d’Àneu; las “Encantàries” de la Vall de Boí; y la Princesa Pirene de Pirineus-Noguera Pallaresa.
Más Info.

Personajes de Leyenda en Catalunya

Escaparse a las VALLS D’ÀNEU, una experiencia inolvidable

En las Valls d’Àneu se pueden admirar cosas increíbles como fantásticos puentes que cruzan el Noguera Pallaresa situados en lugares casi inaccesibles. Una leyenda cuenta que puede algún ser mágico como los “manairons” les ayudaran a construirlos.

Manairons Lleida

Los “manairons” de Las Valls d’Àneu
Los “manairons” eran unos duendecillos o genios diminutos que vivían en el bosque, bajo tierra, y que tenían una única pasión: trabajar, trabajar y trabajar. Los leñadores, payeses y buscadores de setas se aprovechaban de ello e iban a buscarlos cada vez que necesitaban ayuda en sus tareas. Siempre predispuestos, los “manairons” ayudaban a sus amigos. Eran tan chiquitines que miles de ellos cabían en un canutillo de agujas de coser, en una caja de cerillas o, incluso, en la hendidura del mango de la hoz. Realizaban todo tipo de trabajos imposibles como desviar el curso del río, allanar montañas o amontonar piedras de canto rodado. Pero también realizaban tareas más corrientes como descender hasta las minas, como la de Bonavé en el Alt Àneu, o a forjar el hierro de lugares tan ricos en este mineral como la Vall Ferrera. Nunca estaban quietos y eran tan exigentes que, si no se les asignaba suficiente trabajo o se quedaban sin, se enfadaban muchísimo. En el Pallars, se les considera los autores de los megalitos y de los puentes construidos en lugares inaccesibles.

Valls d'Aneu

Las Valls d’Àneu, un pequeño paraíso
Según cuenta la leyenda, los “manairons” habitaron en las Valls d’Àneu, situadas en el corazón del Pirineu de Lleida, a ambos lados del río Noguera Pallaresa. Estos valles son un pequeño paraíso entre montañas habitados por una gran variedad de fauna autóctona, que ofrece un amplio abanico de posibilidades para practicar deportes de aventura como rafting y descenso de barrancos, además de rutas de BTT y senderismo. 

Oso Pardo

El Parc Nacional de Aigüestortes y el Estany de Sant Maurici es uno de los imanes de la zona. El paisaje montañoso es extraordinario. También podemos admirar la Cascada de Ratera, donde se puede descubrir la flora y la fauna que la rodea y ver del espectáculo de los saltos de agua. 

Los que estén especialmente interesados por la fauna, en Son, podrán observar de cerca linces, jinetes, corzos y urogallos. Y para entender cómo vive el “os bru” y sentirse como él por un momento, en Isil, se puede descubrir qué come, cómo vive e incluso imitar su hibernación. 

Cascada de Ratera

Otro de los lugares en que pueden estar escondidos los “manairons” son sus fantásticas iglesias como Santa Maria d’Àneu (s.XI), donde se puede contemplar la reproducción de parte de las pinturas originales fechadas de s. XI i XII y consideradas unas de las más importantes del románico catalán.

Gastronomía y hospitalidad, 2 claves más de las Valls d’Àneu
La oferta de estas estancias se extiende a descubrir también las exquisiteces de la gastronomía autóctona, tales como los embutidos (xolís, secallona o pastís), de cordero, (la girella), o quesos de cabra (Girola). Además, la fórmula más generalizada de alojamiento de la zona, que es la “que hace que el visitante se sienta como en casa”, no solo complementa su oferta turística, sino que da cuenta también de cuán hospitalaria es su gente.

La VALL DE BOÍ, imprescindible

En el caso de la Vall de Boí, sus inagotables encantos se descubrirían “cazando encantàries”, móvil en mano y con la App descargada en él.

Taüll

Las “encantàries” de la Vall de Boí
Cuentan que la Vall de Boí vivían unas hadas misteriosas llamadas “encantàries”. Se las conocía también como “mujeres de agua” porque habitaban la orilla de los ríos y los estanques. Tenían el poder de regenerar la naturaleza y a su alrededor todo era exuberancia. Se podían encontrar a la vera del camino de los Ports de Rus de Taüll, escondidas en la cueva de la Roca de la Carrera de Barruera o en el barranco d’Ecorts de Cóll. Las “encantàries”, a menudo, lavaban la ropa en el río. Parece ser que, una noche, un hombre que las observaba, les robó una toalla. Cuando lo vieron exclamaron: “Tira que tirarás, si te la llevas, ni rico ni pobre serás”. Y así sucedió. Parece ser que, en aquella época, poseer una pieza de ropa traía fortuna, pero al ladrón no le salió bien la treta porque las “encantàries” le maldijeron y le auguraron desgracia. Lo único que pudo romper el hechizo fue quemar la toalla.

Vall de Boí

Naturaleza y arquitectura, una combinación espectacular
Más allá de las leyendas, en este valle destaca la arquitectura. El conjunto de iglesias románicas de la Vall de Boí, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2.000, constituye el mejor ejemplo del arte románico catalán y de su arquitectura.  Lo conforman las iglesias de Sant Climent y Santa Maria de Taüll, Sant Joan de Boí, Santa Eulàlia d’Erill la Vall, Sant Feliu de Barruera, la Nativitat de Durro, Santa Maria de Cardet, l’Assumpció de Cóll y la ermita de Sant Quirc de Durro. Lo que lo hace excepcional, entre otros, es la concentración de tantas iglesias en un área tan pequeña.  

Sant Climent de Taüll

Pero la arquitectura del valle no es el único valor que la Vall de Boí tiene mundialmente reconocido. También por la UNESCO, la Vall de Boí está declarada destino Starlinght, por ser lugar de extraordinaria calidad para contemplar las estrellas. La belleza de su cielo es otro de sus tesoros. De día se funde con la montaña y de noche dibuja un mapa de luces apasionante.

Paseos con historia 
Una forma de descubrir este valle es andando. Hay senderos para todos los gustos y niveles. Paseos cortos pensados para disfrutar con la familia, caminatas más largas para pasar un buen rato y, también, excursiones de medio día o día entero.

Estany Negre

Los caminos tradicionales son caminos por donde hombres y animales se han desplazado durante muchos años para ir de un pueblo a otro. Recorrerlos permite disfrutar del paisaje, de la fauna y la flora, pero también de márgenes y empedrados que fueron colocados con mucha paciencia y que nos permiten, siglos después, seguir los pasos de nuestros antepasados.

A pie, desde la Vall de Boí también se accede al Parque Nacional de Aigüestortes y al Estany de Sant Maurici, un trayecto de belleza insólita que puede hacerse también en 4x4.

Descubrir la fauna genuina de la Vall de Boí
Boí es un valle muy rico en fauna autóctona. En este sentido, una de las curiosidades a las que el visitante puede acceder son las marmotas, que pueden observarse en colonias. 

Marmotas

Aguas termales, un plan relajante, saludable y divertido
Un imprescindible de la Vall de Boí es disfrutar de las aguas termales del Balneario Caldes de Boí y sus bañeras de hidromasaje, baño de vapor hammam, sauna finlandesa, pediluvio, duchas bitérmicas y de esencias aromáticas. Los más pequeños, además, pueden bañarse en la piscina con chorros de agua a presión.

PIRINEUS - NOGUERA PALLARESA, belleza de contrastes

Pirineus-Noguera Pallaresa es alta montaña, desfiladeros, bosques y campos con paisajes llenos de contrastes entre las altas cumbres de los Pirineos, los valles y la llanura. Se trata de una tierra acogedora y genuina que invita a explorar y descubrir pequeños municipios como Rialp, Soriguera, Llavorsí, Baix Pallars y Sort.

El destino Pirineus – Noguera Pallaresa reúne un conjunto de recursos turísticos ideales para disfrutar en familia, que durante el fin de semana del 7 al 9 de junio son escondites ideales para sus personajes legendarios. 

Pirene

Pirene, la princesa de Pirineus – Noguera Pallaresa
Cuenta la leyenda que Pirene era una princesa famosa por su belleza, enamorada de Hércules, con quien se veía a escondidas en los bosques. El padre de Pirene los descubrió y desterró a Hércules, pero Pirene seguía esperándole en los bosques. En uno de estos paseos Pirene se encontró con Gerión, un monstruo de tres cabezas que quería que Pirene fuera para él, pero a Pirene le horrorizaba. Ella seguía enamorada de Hércules. Para que Gerión no la encontrara, Pirene se escondió en el bosque. Gerión, para hacer salir a la bella princesa, prendió fuego al bosque. Un águila avisó a Hércules y éste corrió a salvarla, pero cuando llegó Pirene ya había muerto. Hércules, llevado por la ira, apiló tantas piedras sobre el cuerpo de Pirene que acabó construyendo montañas inmensas como la Geganta Adormida, Mainera, Montsent de Pallars o el Pic de l’Orri. Así es cómo esta leyenda cuenta que nacieron los Pirineos. Se cree que la princesa Pirene descansa bajo la Geganta Adormida, rodeada de algunos de los espacios naturales más espectaculares de la península Ibérica: el Geoparc Mundial de la Unesco, el Parque Natural del Alt Pirineu, y el Parque Nacional de Aigüestortes, en Pirineos-Noguera Pallaresa. Antes de morir, Pirene lloró tanto que sus lágrimas acabaron formando los lagos que hoy encontramos en las cumbres pirenaicas.

La fuerza del agua

La fuerza del agua
En las Escapadas, se propone descender por barrancos en familia, pasear a caballo en Llavorsí, o descubrir la fauna del Pirineo y aprender cómo protegerla.

A caballo en Llavorsí
 
Pero uno de los grandes atractivos de Pirineus-Noguera Pallaresa es precisamente su río. La gran longitud navegable del río Noguera Pallaresa permite complacer a todo el mundo navegando por él: desde aquellos que buscan las emociones que proporciona la adrenalina de unas aguas bravas enfurecidas practicando rafting, a los que quieren disfrutar de un paseo más tranquilo en un entorno encantador.

Para disfrutar de extraordinarios escenarios, se puede subir al Pic de l’Orri y avistar la naturaleza exuberante del Parque Natural del Alt Pirineu, donde que es habitual encontrar caballos.

Ovella Sisqueta

Agroturismo en el Pirineu de Lleida
En Llessuí, el turista activo puede conocer la oveja xisqueta, una raza autóctona de la zona que se quiere preservar, caracterizada por sus peculiares orejas negras; y, al mismo tiempo, descubrir cómo era el trabajo del pastor hace años y cómo ha evolucionado.

Pequeños pueblos como Roní o Surp, son otro de sus atractivos. Roní es un pueblecito del Valle de Àssua, con pequeñas casas de piedra, balcones de madera en sus fachadas y calles empinadas. En Roní, se pueden visitar la escuela del pueblo y dos masías dedicadas a la ganadería centrada en las ovejas.  Surp, junto a Rialp, es un núcleo de 33 habitantes donde se elabora yogurt y queso.

Rebaño ovejas

Más información: 

  • Información general: Enlace.
  • APP: La aplicación “Leyendas en Familia” es Gratuita y estará activa del 7 al 9 de junio de 2019. *La APP puede descargarse en los destinos de las Escapadas o, con anterioridad, en las Oficinas de Turismo de la Generalitat.
  • Actividades: Son gratuitas o bien con descuentos de hasta el 50%. Enlace.
  • Destinos: Enlace.
Comentarios de Facebook