menu arriba usuario

Zambullirse en 7 extraordinarias piscinas naturales de España

Jue, 07/05/2020 - 17:21
Termas de Outariz. Ourense. Turismo de Ourense
Termas de Outariz. Ourense. Turismo de Ourense
Bañarse en medio del bosque, junto a un acantilado o una cascada con aguas cristalinas y turquesas puede ser la opción “más natural” en verano

Escondidos en la geografía de España se hallan rincones fantásticos y menudo insospechables cuyo protagonista estelar es el agua. Caliente, fría, helada, cristalina, turquesa... Una inmersión es siempre recomendable. 

reportaje-piscinas-naturales-españa-chorreras-del-rio-cabriel.jpg
Chorreras del río Cabriel
 

1. Las Chorreras del valle del río Cabriel, un paraíso color turquesa en Cuenca

Las Chorreras del río Cabriel están consideradas Monumento Natural. Son un extraordinario paraje natural de la provincia de Cuenca formado por el río Cabriel a su paso por los municipios de Enguídanos y Villora. Su belleza es inusual, como también lo es su origen. Su encanto tiene claros argumentos físicos, que responden a las preguntas que se hacen sus visitantes cuando se encuentran frente a una extensión de unos 300m. con gargantas, rápidos, cascadas, hoces y pozas de aguas cristalinas dominadas por el azul turquesa. 

reportaje-piscinas-naturales-españa-chorreras-del-río-cabriel.jpg
Chorreras del río Cabriel
 

¿Cómo es posible tanta condensación de excepcionalidad?, ¿a qué se debe esta apariencia extraordinaria? Las repuestas tienen su origen en un fenómeno natural casi único en el mundo. Las aguas del río Cabriel contienen un alto índice de cianobacterias, unas algas microscópicas que, acumuladas, generan bloques sólidos. A su paso por esta zona, el río Cabriel desciende, súbitamente, 120m. y en el punto de caída deposita gran parte de esas micropartículas. Es ahí donde “el agua se convierte en roca”. Y es así como vulgarmente se denomina el fenómeno. La alta actividad de este tipo de prodigio ha hecho que, siglo tras siglo, la apariencia del lugar sea cambiante. Además, son precisamente también estas microalgas las que dan el color turquesa a las aguas. Sumergirse en las piscinas del río o en una de sus pozas permite contemplar todos los frutos de esta exuberancia natural.

Más información: https://www.chorrerasdelcabriel.es/es

 

reportaje-piscinas-naturales-españa-a-chavasqueira.jpg
A Chavasqueira. Turismo de Ourense
 

2. Ruta termal del Miño. Pack de aguas para un relax infinito en Ourense, Galicia

Aquellos que en un baño buscan además la opción wellness con propiedades mineromedicinales tienen un paraíso natural alternativo a los clásicos balnearios en Galicia, en la Ruta termal del Miño, muy cerca del extraordinario Puente del Milenio que bien vale una visita. Y ahí, A Chavasqueira. Este singular enclave está formado por piscinas de piedra esparcidas en una refrescante zona verde. En el conjunto contrastan la construcción en sólida piedra en plena naturaleza; el verde del pasto y el azul del agua; y la calidez de las aguas y las refrescantes temperaturas gallegas

Una sirena da la bienvenida al visitante. Es una escultura de Acisclo Manzano a veces visible en su totalidad, otras no. Depende de cuánto la cubra el caudal del Miño. 

Si, aparte de vivir la experiencia de A Chavasqueira, se desea que la vivencia termal adquiera forma de ruta por la zona, ningún problema. 

reportaje-piscinas-naturales-españa-caños-d-As-Burgas-fuente-termales.jpg
Caño de As Burgas
 

El itinerario puede contener termas como las de Muiño das Veigas, Outariz y As Burgas. Una propuesta para una experiencia veraniega redonda.

Más información: https://www.turismodeourense.gal/recurso/a-chavasqueira/

 

reportaje-piscinas-naturales-españa-piscinas-charco-azul-lapalma.jpg
Charco Azul. Turismo La Palma
 

3. Charco Azul. Aguas plácidas junto al rugido del Atlántico en La Palma. Islas Canarias

En la isla de La Palma, probablemente una de las islas más desconocidas del archipiélago canario, el agua sorprende en los lugares más insospechables. Rincones para el baño singulares, muy singulares. Uno de ellos es el Charco Azul. Espectacular. Plataneras y volcanes envuelven un exótico rincón donde bañarse. Está al norte de la isla, en la costa de San Andrés. Es una tranquila piscina natural cuyas aguas plácidas contrastan con el bravo sonido del Océano Atlántico, cuyas olas chocan con el muro de piedra que separa ambas aguas. Así, el escenario con el que convive la piscina transmite inmensidad.

Más información:visitlapalma.es

 

reportaje-piscinas-naturales-españa-presillas-madrid.jpg
Presillas de Rascafría. Rascafría.eu
 

4. Las Presillas de Rascafría, jornadas refrescantes en Madrid

Son tres grandes piscinas, próximas a Madrid, que se crean, sinuosas, en los meandros del río Lozoya. Frente a ellas, está el Pico de Peñalara, que embellece el paisaje y hace que el baño sea más idílico: bañarse rodeado de montañas en pleno valle del Lozoya, junto al Monasterio del Paular. Este paraje ofrece un buen complemento a una visita de la ciudad de Madrid. Puede ser una jornada refrescante en ruta.

Más información: https://www.rascafria.eu/Las_Presillas.html

 

reportaje-piscinas-naturales-cueva-del-gato-andalucía-boca.jpg
Entrada Cueva del Gato. Turismo de Andalucía
 

5. Cueva del Gato. La fuerza del río, la placidez cristalina. Beneoján. Andalucía

Muy próximas a la localidad malagueña de Ronda, en un paisaje extraordinario, se encuentran las frescas aguas de la Cueva del Gato, una piscina fluvial medio escondida, que es fruto del drenaje de los ríos Guadares y Guadiaro. El curso del río Guadares topa con la Sierra del Algarrobo y, a copia de años y años de choque de las aguas contra la montaña, el río ha erosionado las rocas para que sus aguas puedan atravesarla hasta encontrarse con las del Guadiaro. Un paso que hoy es una fascinante caverna, un hueco de 17 m de ancho por 25 de alto y unos 8km. de largo con 25 lagos, que solo se pueden cruzar a nado. Insólito. Sorpresivo. Espectacular. Pero la visita solo es apta para espeleólogos calificados o visitantes con guía. En el exterior de esta cueva, cuya roca de entrada recuerda la cara de un gato, la piscina de agua dulce, tranquila, cristalina espera al visitante al que le apetece un baño muy singular.

Más información: https://www.andalucia.org/es/benaojan-espacios-naturales-cueva-del-gato

 

reportaje-piscinas-naturales-españa-cascadas-urederra.jpg
Cascadas del río Urederra
 

6. Nacedero del río Urederra, “agua bonita” en Navarra

En gran parte por el merecido significado de su nombre, "agua bonita", el lugar dónde nace el río Urederra, en 1987, fue declarado Reserva Natural. Se halla dentro del Parque Natural de Urbasa y Andía, en la Sierra de Urbasa, Navarra. Esta es una zona de espesos bosques en los que dominan las hayas. En este maravilloso entorno natural el fenómeno lo constituyen las pozas naturales con frías aguas de color azul turquesa que se forman por la filtración de aguas a través de las grietas de las rocas y aparecen aquí y allá, desde el interior de la tierra, salpicando este bello escenario natural. Aquí el agua no solo brota, también salta. Hay una gran cantidad de pequeñas cascadas que dan sonido al ambiente y que provocan un bonito juego de luces con la del sol, que se filtra a través de las verdes hojas de las hayas, la del fondo de los lagos y las rocas.

Más información: http://www.nacederourederra.es 

 

reportaje-piscinas-naturales-españa-playa-de-mexota.jpg
Playa de Mexota. Turismo de Asturias
 

7. Playa de Mexota, piscinas en el mar. Asturias

Un islote separa en dos esta balsa de aguas cristalinas y su arenal. Se trata del propio mar, pero en él, junto a la orilla, se enclavan elevadas prominencias rocosas aisladas que hacen que, entre ellas, las aguas estén quietas y su apariencia sea de piscina, una piscina que desborda al mar.

Mexota situada en el extremo más occidental de Asturias, en Tapia de Casariego, está protegida por unos elevados y agrestes acantilados. Bajo ellos, se extiende una longitud de 240m. de arena blanca, con un ancho de unos 60m. Hacia el oeste se ven las islas Pantorgas, en plural, aunque se trata solo de una isla plana y alargada. Considerarla más de una se debe a que, con marea alta, el mar cubre parte de ella y se muestra con tres porciones separadas.

Tres características más, destacables de esta ensenada que vale la pena no perderse, es su catalogación de naturista, de categoría 2 de surf y de que no es de fácil acceso. Quizás este sea uno de los motivos por los que se trata de un lugar aún muy virgen.

Más información: https://www.turismoasturias.es/descubre/costa/playas/playa-de-mexota



Más piscinas naturales para zambullirse en verano en:

Arrecife de las Sirenas. Parque Natural del Cabo de Gata. Almería   

Arenas de San Pedro. Ávila

La Font Calda. Tarragona

Comentarios de Facebook